martes, 25 de marzo de 2014

LA MALLA, UN JUEGO PARA TRABAJAR LAS RELACIONES ESPACIALES

Hemos introducido un nuevo juego en la zona de asamblea denominado La malla. Este nos va a
permitir trabajar con el alumnado contenidos matemáticos relacionados con las relaciones espaciales:

  • Construcción del sistema de referencia corporal: nociones "delante-detrás", "derecha-izquierda",..
  • Utilización de objetos como sistemas de referencia espacial en relación con el propio cuerpo.
  • relaciones biyectivas entre la cuadrícula de la malla real y la cuadrícula de la malla folio
En un primer momento dejamos que el alumnado circule libremente por la malla que hemos pintado en el corcho, dándoles poco a poco consignas tales como no vale pisar las rayas, saltando con los pies juntos, salto a la derecha,...

Despúes la maestra o un compañer@ sitúa un objeto en la malla folio y otro compañer@ debe de stuarse en el  mismo lugar de la malla gigante. Al principio todo el alumnado se sitúa en el mismo lugar respecto a la malla gigante, por lo tanto, todos deben de colocarse en el mismo cuadrado. En una fase posterior dejamos que se coloquen libremente alrededor de la malla gigante, lo que provocará diferentes interpretaciones del lugar que indicamos. Estas diferentes respuestas deben de llevarles a entender que depende de nuestra posición respecto a la malla gigante haremos diferentes lecturas de la malla folio.  También podemos jugar al revés, colocamos una figura en la malla gigante y ellos deben de ponerla en su malla folio. 
Poco a poco podemos ir variando las variables didácticas: número de celdas, situación del alumnado respecto a la malla, número de objetos que colocamos,...



Las posibilidades de este juego son muchas. Podemos hacer dos equipos. Uno de ellos marca una celda en la malla folio y el otro equipo debe de colocarse en la malla grande. Debe de surgir conflicto para averiguar de qué celda se trata, para llegar a la necesidad de señalar puntos de referencias extenos al plano para poder situarse correctamente respecto al  mismo.
También podemos situar a un alumno/a en una celda sobre la malla gigante y en otra celda un objeto. Los demás deben de dibujar diferentes trayectorias para que elcompañer@ llegue al objeto leyendo en el plano el recorrido señalado. El compañero que ha dibujado la trayectoria deberá de validar si ese camino era el que él proponía.
Bibliografía: Construir, jugar y compartir. Editorial enfoques educativos.

4 comentarios:

  1. ¡Qué buenísima idea, Nati! Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me parece una idea estupenda, hay que ponerla en práctica.la verdad que las actividades que se proponen en el libro, a cual mejor! Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me encanta!! Qué chulo!! A ver si lo empiezo a hacer! Una pregunta ¿cuántos años tienen tus alumnos?
    gracias! Un saludo!
    Elisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una clase de 4 años Elisa.
      Un saludo.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario, son un gran estímulo para mi.