viernes, 1 de mayo de 2015

EL ESPANTAPÁJAROS PROTEGE NUESTRAS SEMILLAS

El día que sembramos los semilleros, la experta nos dijo que el lugar más idóneo para que brotaran las semillas era el patio, dentro del huerto, porque recibía muchas horas de sol. Sin embargo, también nos habló de un "pequeño peligro": los pajaritos. A los pájaros que han llegado con la primavera les gustan mucho las semillas, debemos de tener cuidado de que no se las coman. La mejor opción que proponen es hacer un espantapájaros. Como es evidente, en esta escuela donde se escucha al alumnado, las propuestas que hacen son fundamentales para la marcha de nuestro trabajo. Así que, decidimos fabricar uno para proteger nuestras semillas. 
En asamblea decidimos los pasos que debemos de seguir y pensamos que el lugar más idónea para realizar la actividad es en pequeño grupo, en el rincón de la seño, por si necesitamos su ayuda.

Nos ponemos con la tarea. En primer lugar buscamos las instrucciones en la red, utilizando la table. Tenemos mucha suerte porque encontramos unas instrucciones muy sencillas. Las leemos y decidimos apuntar una lista de materiales, porque no aparece en el texto. Mientras una lee el otro va escribiendo la lista.

En segundo lugar retomamos la lista de materiales y vemos si los tenemos todos. Esta actividad la realiza un grupo diferente al anterior, puesto que el tiempo hace que tengamos que hacerlo en diferentes jornadas escolares y los grupos de los rincones van cambiando cada día. Vamos leyendo la lista que ha escrito el grupo anterior y comprobamos que disponemos de todos ellos.

En tercer lugar nos disponemos a fabricar el espantapájaros. Vamos leyendo los pasos a seguir, fijándonos también en los dibujos que nos ofrecen para hacerlo bien. Primero hay que pinchar el palo en la patata, que servirá de cuerpo del espantapájaros. En segundo lugar le ponemos dos brazos, como no tenemos cerillas decidimos ponerle palos de pinchitos que tienen punta y clavan muy bien. El problema viene con los ojos. Las instrucciones dicen que con dos semillas hacemos los ojos, pero no sabemos como pegarlos. Usamos pegamento, luego fiso, pero no sirve ninguna de las dos cosas. Hay que buscar otras opciones.
2º ponemos los brazos
1º ponemos el cuerpo














3º intentamos pegar ojos con pegamento

4º usamos fiso 
Finalmente buscamos otros ojos que podamos pegar en la patata y usamos de los que venden en las tiendas. Se nos quedan muuuyyy guapo. Seguimos leyendo las instrucciones y solo nos queda ponerle el sombrero con el papel de magdalena y pintarle la boca. ¡Lo conseguimos! Hemos fabricado un espantapájaros de lo más original, seguro que los pájaros no se atreven a acercarse a nuestras semillas cuando lo vean.
5º pegamos los ojos 
6º pegamos el sombrero







Por último le dibujamos la boca
Para terminar con la tarea hemos colocado el espantapajaros en su lugar para que cumpla su funcion. No ha sido tarea fácil pero lo hemos logrado.


4 comentarios:

  1. Una experiencia muy completa.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Me figuro que ya lo tienes pero.... para mi sería un honor que recibieras el premio: http://escueladeblanca.blogspot.com.es/2015/04/nuevo-premio-parabatais.html
    Un besico.

    ResponderEliminar
  3. Os ha quedado genial, Nati. Muy buena semana.

    ResponderEliminar
  4. Qué gran idea nos habéis dado!!! Fabricaremos un espantapájaros para el huerto del Atalaya!!! Qué guay, gracias!!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario, son un gran estímulo para mi.